Skip to main content
Fidelizar talento con descuentos para empleados

Mantener a los empleados comprometidos y satisfechos, es esencial para incrementar la productividad de nuestra organización, y lograr nuestros objetivos de negocio. Sin embargo, todos sabemos que hoy en día el mercado laboral se ha vuelto altamente competitivo. Por lo que “enamorar” a los profesionales no es tarea fácil. Además del salario, los y las trabajadoras, buscan beneficios extra que mejoren su trayectoria laboral. Para que esto suceda es esencial ofrecer descuentos para empleados.

¿Qué son los descuentos para empleados?

Los descuentos para empleados son ofertas especiales y precios reducidos que las organizaciones brindan a su plantilla. Estos pueden ser en productos o servicios. Pueden abarcar una amplia gama de categorías, como viajes, entretenimiento, electrónica, moda, alimentos y más. Proporcionar a los empleados acceso a descuentos exclusivos les permite ahorrar dinero en sus compras habituales.

Los descuentos para empleados pueden variar en su alcance y naturaleza, desde descuentos directos en productos y servicios hasta programas de reembolso, cupones especiales o acceso a ventas privadas. Algunas empresas incluso establecen asociaciones con comercios locales o nacionales para ofrecer descuentos exclusivos a sus empleados. Esta colaboración no solo beneficia a los trabajadores y a la cultura de empresa, sino que también puede fortalecer los lazos entre la empresa y la comunidad.

Descuentos para los empleados, por qué son necesarios

Al momento de poner en marcha una estrategia para otorgar beneficios a tu plantilla, optar por un programa de descuentos es indispensable por muchas razones. En primera instancia y, como mencionamos al principio, para incrementar la tasa de retención. Y en segunda, para generar un impacto positivo y directo en el bienestar laboral.

Según un estudio realizado por la publicación Harvard Business Review, una plantilla laboral que podríamos considerar “feliz”, reporta grandes beneficios para las empresas. En el reporte se logró demostrar que los empleados que se sienten a gusto en sus trabajos, aumentan las ventas un 37%, mejoran su productividad un 31%, se enferman 2 veces menos al año y la probabilidad de ausentarse es 6 veces menor.

¿Qué tipos de descuentos para empleados existen?

Existen diversos tipos de descuentos para empleados, diseñados para satisfacer diferentes necesidades y preferencias. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  • Descuentos en productos: Los empleados pueden disfrutar de precios reducidos en los productos que vende la empresa o en productos de socios comerciales. Esto puede abarcar desde descuentos en artículos electrónicos hasta descuentos en alimentos, ropa, productos de cuidado personal y más.
  • Descuentos en servicios: Los descuentos en servicios ofrecen a los empleados precios especiales en una variedad de servicios, como gimnasios, spas, servicios de transporte, telecomunicaciones, seguros, asistencia legal, entre otros.
  • Descuentos en viajes y entretenimiento: Esta categoría incluye descuentos en boletos de avión, hoteles, alquiler de autos, parques temáticos, conciertos, cines, eventos deportivos y otras actividades de ocio.
  • Descuentos en educación y desarrollo profesional: Algunas empresas ofrecen descuentos o reembolsos en programas de educación continua, cursos en línea, talleres, conferencias y otros recursos destinados al crecimiento profesional y personal de los empleados.
  • Beneficios financieros: Además de descuentos directos, algunas empresas ofrecen beneficios financieros adicionales, como planes de ahorro para la jubilación, préstamos con tasas de interés preferenciales, asesoramiento financiero gratuito y programas de compra de acciones de la empresa.

¿Cómo crear un programa de descuentos para empleados?

Aunque no hay recetas infalibles, al momento de poner manos a la obra y diseñar o repensar tu programa actual de beneficios y descuentos para tu plantilla, es siempre interesante contemplar los siguientes elementos para obtener una estrategia que se ajuste a tus necesidades y a los deseos de tus trabajadores.

  1. Identifica el problema que resolverá el programa y asegúrate de que se alinee con tus necesidades, el reclutamiento de talento o la recompensa por tu desempeño laboral.
  2. Consigue la aprobación de la gerencia preparando una presentación resaltando los beneficios del programa y compártela primero con algunos miembros clave del equipo.
  3. Investiga diferentes proveedores de programas de descuento, evalúa sus pros y contras para elegir la mejor opción.
  4. Piensa en la integración del programa con otros beneficios existentes y determina la mejor forma de hacerlo en colaboración con los proveedores.
  5. Elige un esquema de descuento que se adapte a tus necesidades, ofreciendo una variedad de opciones más allá del bienestar financiero, incluyendo beneficios para tu salud física y emocional.
  6. Planifica la implementación del programa y cómo comunicarás su existencia a los empleados para maximizar su uso.
  7. Supervisa el uso y éxito del programa, monitoreando métricas como tu compromiso y los descuentos canjeados para evaluar si está ayudando a lograr tus objetivos iniciales.

Suma a tu empresa a un club de descuentos

Crear un programa de descuentos propio puede ser un proceso extenuante y abrumador o, simplemente, quizás no cuentes con el tiempo o recursos para realizarlo. Si este es tu caso, existen soluciones más cómodas y a un clic de distancia para poder recurrir a beneficios para tu empresa y tu plantilla.

Apuntándote a un club de descuento como Vip Savings puedes ofrecer a tus empleados, descuentos permanentes en grandes marcas. Con más de 700 € de ahorro en sus compras habituales, tus empleados podrán obtener productos y servicios de calidad a precios excepcionales.

Con Vip Savings podrás darle a tu plantilla la posibilidad de acceder a descuentos en hoteles y apartamentos, vacaciones y viajes, tecnología y electrodomésticos, restaurantes, moda y mucho más.

Los descuentos para empleados son clave para la retención del personal y el bienestar laboral. Ofrecen beneficios tangibles, como aumentar las ventas y la productividad, mientras reducen las ausencias y enfermedades, optimizando las tasas de retención y satisfacción laboral ¿Qué estás esperando para obtener tu programa de descuentos?